El impacto de la pandemia en la industria turística: aseguran que se perdieron 84.000 puestos de trabajo

COMPARTILO

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Desde el comienzo de la pandemia, la actividad turística fue la más golpeada, debido a las restricciones a la movilidad y a las actividades de ocio y esparcimiento. Además, su recuperación sería mucho más lenta según todos los reportes de organismos que monitorean la actividad del sector.

“En este sentido, tanto la pandemia en sí, como también las medidas de restricción a la movilidad, le están dando un golpe drástico a esta industria”, señalaron los economistas Marcos Cohen Arazi y Lautaro Carranza, del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina (Ieral) de la Fundación Mediterránea.

“Recién en noviembre y diciembre aparecieron leves signos de recuperación de la intención de hacer turismo interno, al tiempo que las noticias de establecimientos turísticos en situación de cierre definitivo o inminente se han multiplicado”, detallaron.

Entre febrero y septiembre se verificó una disminución considerable del número de empleadores con aportes al Sistema de Seguridad Social. La situación de recesión afectó a toda la economía, pero la caída más significativa se verificó en alojamientos y servicios de comida, rama clave de la actividad turística, con una reducción de 15,5% en relación al mes de febrero.

En segundo lugar, se destaca el decrecimiento de 7,3% en servicios artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento, que también tiene una fuerte vinculación con el sector turístico. En términos absolutos, en el caso de alojamientos y restaurantes en septiembre se verificaron 4.342 empleadores menos que en febrero.

Otros sectores fuertemente afectados que resaltan son el transporte y almacenamiento (-4,7%), servicios profesionales, científicos y técnicos (-4,1%) y el sector de la construcción (-3,6%). El caso de la construcción es una referencia interesante para comparar: mostró una recuperación constante mes a mes desde mayo (en ese mes la caída con respecto a febrero del sector fue de 8%, lo cual implica una mejora de 4,4 puntos porcentuales en relación a la caída de septiembre versus febrero).

En el marco de una economía en crisis, con una merma de casi 17.000 empleadores en el conjunto de la economía, se destaca que más de 1 de cada 4 empleadores perdidos (26%) corresponden a la rama de alojamientos y restaurantes. Con menor nivel relativo de caída se ubica la actividad comercial, que explica un poco menos de un tercio de los empleadores que dejaron de tener actividad.

De acuerdo con los datos publicados por AFIP, entre febrero y septiembre disminuyó en 229.660 la cantidad de trabajadores en el sistema de seguridad social, entre los que se cuentan 50.756 correspondientes a alojamientos y restaurantes y 59.011 correspondientes a la construcción.

“Considerando que la actividad turística además de incluir hoteles y restaurantes explica parte de los puestos de trabajo del transporte, el de las agencias de viaje y actividades de esparcimiento, se estima que la disminución atribuible al conjunto de la actividad turística alcanza los 84.000 trabajadores hasta el momento”, indicó el informe de Ieral.

Desde Ieral aclararon que estas cifras remiten a registros de empleados en el sistema de seguridad social. Por lo tanto, se proyecta una situación semejante o peor en empleos no registrados, cuentapropismo y empleo familiar.

La caída porcentual en septiembre con respecto a febrero en la cantidad de trabajadores en alojamientos y restaurantes alcanza el 18%, siendo la de mayor magnitud, superando a la caída de sectores muy afectados como la construcción. Ningún otro sector redujo la cantidad de puestos de trabajo en una proporción mayor.

“Este nivel de caída en el empleo de hoteles y restaurantes no tiene antecedentes, dado que ni en la crisis de 2001-2002 se perdió semejante proporción de empleados (la merma en ese momento fue en torno al 11%)”, agregaron.

Si bien tienen algo de retraso las cifras, septiembre es el tercer mes consecutivo en el cual la rama de alojamientos y restaurantes es la de mayor caída entre todos los sectores considerados; en junio, con una caída de 16%, solo fue superada por la construcción (16,6%). A diferencia de otros sectores que tuvieron un menor nivel de caída y están recuperándose, como el sector de la construcción, servicio de transporte y almacenamiento o la industria manufacturera, la rama de alojamientos y restaurantes no muestra ningún signo de recuperación y es el sector de mayor caída acumulada en los últimos meses.

 

Fuente: infobae

Diario Mendoza Sur

http://www.dialradio.tv